Variedades de El Pasaje venezolano

31 de Octubre de 2019 |

En el artículo El Pasaje venezolano se indicó que existen cuatro tipos de pasajes. En esta entrega se hablará más a fondo sobre los mismos, de este modo los lectores de Corazón Llanero podrán diferenciarlos con mayor claridad.


El Pasaje Criollo

Es un pasaje que transmite alegría y vigor con la música que le impregna el arpa, cuatro y maracas y la incursión de una voz campesina común y corriente o voz recia, libre de maquillaje, esto es, el canto espontáneo y natural del vocalista.

El pasaje criollo es una voz de cantor llanero.
Un gran pasaje criollo es "Fiesta en Elorza", que describe todo el acontecer de esas festividades patronales. Fue popularizado por la voz recia de su autor, Eneas Perdomo, con el conjunto de Cándido Herrera.

Otro pasaje criollo es "Guayabo Negro", grabado por Los Copleros del Camino de Valentín Carucí, debido a la inspiración de Ignacio Indio Figueredo y Germán Fleitas Beroes. He aquí sus versos finales:


"...Guayabo negro
pregúntale a la sabana   bis 
si alguna vez
por allí la vio pasar
    
Guayabo negro marchito 
donde amarró mi caballo 
cuando vengo del palmar; 
no le cuentes al camino 
guayabo negro marchito 
que un día me viste llorar..."

Además, el que escribiera Manuel Luna y Ramón Castillo, con el nombre de "Olas del río Atamaica", llevado al disco por Francisco Montoya con el Conjunto Sentimiento Apureño. Aquí están algunos de sus versos:

El Pasaje Estilizado

Es el canto especialmente romántico, en la voz de un artista que se ha educado o se ha perfeccionado en este aire musical llanero. Por lo general su temática es nostálgica, amorosa o sentimental.

“Uno de los mejores exponentes del pasaje estilizado es el venezolano Don Juan Vicente Torrealba. A él pertenece toda una serie de composiciones escritas especialmente para tenores. Su modalidad es enteramente romántica y nostálgica, como por ejemplo ‘Aquella noche’”, consideró el investigador musical y profesor José Portaccio Fontalvo, oriundo de Colombia.

Otra de sus obras románticas es 'Bonita' de la cual extractamos los siguientes versos:

"...Recuerdo aquella noche de concierto
en que te conocí,
momentos muy felices tú me hiciste
conocer,
y fuiste para mí, bonita, como un amanecer
porque tienes la gracia divina,
de ser así.

Y "Desilusión":
Oye cariño cuando me das un consuelo,
ay, un consuelo que ya es mucho padecer
 por este amor que me juraste un día
ese día que ya nunca olvidaré..."

El Pasaje Apureño

Cuando se le llama Pasaje Apureño no es únicamente de Apure, sino de todo el llano (Guárico, Cojedes, Barinas, Portuguesa y Anzoátegui); pero se le ha dado ese calificativo para distinguirlo del Pasaje Aragueño.

El Pasaje Apureño se acompaña con arpa, cuatro y maracas. Sin embargo; en Barinas y Portuguesa se acompaña con bandola llanera de cuatro cuerdas. 

Es fácil distinguir ante todo su estructura. Se compone de varias frases melódicas que se repiten y se encadenan.

Este tipo de pasaje ha sido muy divulgado en los años 50 del siglo XX, por diferentes conjuntos musicales. Su gran primer impacto en la radio fue en 1951. 

Para entender mejor la estructura, a continuación un ejemplo de los versos que corresponden a cada frase musical, tomándolos del conocido Pasaje "María Laya": letra del conocido poeta guariqueño  Don Mariano Hurtado Rondón y música del indio Figueredo.

“…Salí para el Bajo Apure
Ay! Bajo Apure en una potranca baya

Tan sólo por conocer,
ay! conocer
A la india María Laya…”

Al terminar este período, se repite todo con distinta letra. El arpa inicia siempre la pieza ejecutando todo el período, hace un interludio con el mismo tema, y un trocito final. 

En el Pasaje, el arpa inicia siempre las frases musicales, y la voz empata a ella para completarlas; a esta característica se le llama alternancia.

Este pasaje apureño fue grabado por primera vez en la voz de doña Magdalena Sánchez en 1951, en un disco de 78 RPM marca Banco Largo, con Juan Vicente Torrealba y el conjunto los Torrealberos. El maestro Torrealba encargó la letra a su primo Don Mariano Hurtado Rondón,   continua así:

“…Yo había perdido la fé
ay! La fe, de que pudiera encontrarla       
pero me dieron razón
ay! razón, de que la habían visto en Achagua  

Si María Laya supiera    
si ella supiera lo grande que es el amor    
a mí me hubiera entregado
ay! entregado alma, vida y corazón      

Me han dicho que es muy bonita
es muy bonita, rica y muy hermosa       
yo desearía conocer
a María Laya Laya a ver si la hacía mi esposa…”

Hay un pasaje llamado  "Cajón de Arauca" escrito por Ángel Custodio Loyola y Pedro Emilio Sánchez.

Uno de los pasajes más difundido en los años de 1960, para el estudio del cuatro fue precisamente un pasaje del Maestro Juan Vicente Torrealba titulado ‘Recuerdos de Juan Vicente’.
 

El Pasaje Aragueño

Se le llama así para diferenciarlo del pasaje de  Apure. Él Pasaje Aragüeño se ejecuta en Aragua y los Estados de Carabobo y Miranda.

Es quizás considerado el pasaje más rico dentro de esta línea musical.

Es opulento en variedad de melodías, especialmente europeas de los siglos XVII y XVIII. 

Podría parecer que la música de los italianos Antonio Vivaldiy Juan Bautista Pergolesiy de los alemanes Friederich Haendel y Juan Sebastián Bach, fueran reproducidos en el Pasaje Aragüeño. 

Sin embargo esto sólo puede constarse mediante el análisis musicológico o cuando el arpista toca solo sin ningún acompañamiento; es ahí cuando el arpa parece como si se estuviera tocando un viejo clavecín.

Hay en la música del Pasaje Aragüeño un rico contrapunto, que se produce entre la parte melódica que sale del arpa y la que va emitiendo el cantor. 

El arpa, además, inicia cada vez los distintos temas y frases musicales de los grandes clásicos, por lo que se producen muchas variaciones en el curso del pasaje, y se produce la alternancia.

Si se reúnen varios temas melódicos que llevan temas literarios tradicionales, se produce lo que se conoce con el nombre de Revuelta que no es más que una suite (set) compuesta por las variantes: Pasaje, Yaguaso, Guabina y Marisela.

En el pasaje de la suite se expone el tema melódico principal, para seguir con otra melodía que es la del Yaguaso (Pato); después viene la correspondiente de la Guabina (Pez).

Y finalmente el arpista ejecuta un bordoneo para la melodía final que es la Marisela, que finaliza general¬mente con el canto de una copla por el cantor, con la cual termina la Suite o Revuelta. 

Cada una de las piezas suele durar 4 minutos o más. Solamente la reducen en caso de que se vaya a grabar un disco.

CORAZÓN LLANERO MULTIMEDIA

Departamento de Prensa / Brigitte Galindo

Trabajo de investigación y recopilación: Dirección de Cultura / Carlos Vicente Torrealba

 
Get COLLTV

Visita en todas las Plataformas digitales a Corazón Llanero

Disfrute de todo el contenido cultural y emblematico, comparte en familia del talento Venezolano.

  PODCAST



 ¿SABÍAS QUE?


Puedes ver COLLTV donde quiera que vaya. Mire COLLTV en su TV, computadora, tableta o teléfono móvil.

TV en vivo

Consíguelo en Google Play