El Poema llanero

27 de Noviembre de 2019 |

Antiguamente se decía “que no ha habido ningún poeta culto de los llanos” lo que no sabían es que el llanero compone lo que canta y canta lo que compone. 

No acepta coplas de otras tierras. 

Sus composiciones favoritas son romances aconsonantados, que llaman galerones, y que cantan en una especie de recitado con inflexiones de canto en el cuarto verso.  

Es el mismo romance popular de España, y contiene siempre la relación de alguna grande hazaña, en que el valor y no el amor es el protagonista: el amor es personaje de segundo orden en los dramas de las llanuras. 

Evolución autóctona

Indudablemente que el Llanero tomó la forma del metro y la idea de los romances españoles; pero desecharon luego todos los originales y compusieron romances suyos para celebrar sus propias proezas y grandeza de ser llanero. 

El Llanero ha impreso fisonomía a la llanura y ha escrito su nombre de manera in-deleble en las páginas de la Historia. 

Los llaneros tienen costumbres propias, lo que es prueba inequívoca de que posee un alma vigorosa; y su lenguaje, es original, gallardo y muy abundante en frases que, oídas una vez, no son fáciles de confundir y mucho menos olvidar.

Y así no es extraño que las producciones poéticas del llanero tengan también el sello peculiar de su origen.

Influencia del entorno

Para apreciar la Poesía Llanera es necesario fijarse en la tiránica influencia del medio.

El llanero ha tenido que luchar con una naturaleza imponente y agreste; en un territorio de hermosos y dilatados horizontes, pero expuesto a las inundaciones periódicas, y fecundo en animales de toda índole; en el que el sol y las tempestades se dejan sentir con la energía del trópico, y la vida del hombre se halla rodeada de peligros.

Por ello la poesía que inspira la solitaria pampa a su habitador, refleja, antes que todo, el valor, la destreza, la agilidad y la astucia del hijo de las llanuras.

Veamos algunas muestras de la  musa popular de los llanos, como esta de la primera década de 1800:

"En el hato de Setenta 
Donde se colea el ganao, 
Me dieron para mi silla 
Un caballito melao;
Me lo dieron por maluco,
Y me salió retemplao.

Más acá de sí sé dónde,
 Juntico de la quebró
Iba yo, ya nochecita, 
Y hallé la tigra cebá…

Este poema que es de 1824 así quedo reflejado en una publicación de Arístides Rojas y de los lanceros de Páez. 

Aquí un fragmento: 

…Cuando ensillo mi caballo 
Y me fajo mi machete,
No envidio la suerte á náide 
Ni aun al mismo Presidente.

Arrogante yo me siento 
Cuando voy sobre el caballo,
En la pampa no transijo 
Ni con rey ni con vasallo.

Tengo una lanza de Arauca
Con un cubo de platina
Y en la cintura terciada
Una Santa Catalina.

Yo no le temo á las balas
Ni á cuchillo ni á puñales
Ni á un hombre de vara y media 
Ni de dos varas cabales.

Sobre la hierba, la palma 
Sobre la palma, los cielos,
Sobre mi caballo, yo,
Y sobre mí, mi sombrero.

Hará cinco años y pico 
Que no visito el Calvario, 
Porque le dí en el jocico 
Al Juez y al Secretario.

Yo quieto, tranquilo vivo, 
Por eso nunca me alabo, 
Yo sé para lo que sirvo
Y á náide le paso el rabo.

A malhaya un toro bravo,
O quién fuera un cascabel, 
Para salir á un camino 
Y tropezarme con él…

Ironía y humor

Pero a pesar de todo, la nota típica del poema llanero del siglo XIX es un escepticismo-irónico, un humorismo punzante, y una marcada desconfianza de las mujeres, ya que era una sociedad muy machista.

La mujer llanera del siglo XIX se caracterizaba según todos los escritos como “mujeres leales, apasionadas y hermosas; y se rinden al amor, y no al dinero.

Mas nunca influyó el romanticismo en la musa llanera, como lo indica la popularísima copla que sigue:

…Del toro la vuelta al cacho,
Del caballo la carrera,
De las muchachas bonitas 
La cincha y la gurupera…

El poema Silva criolla del  poeta Francisco Lazo Martí, las bellezas de la Pampa; copio las siguientes estrofas:

Ven de nuevo á tus pampas. Abandona 
El brumoso horizonte
Que de apiñadas cumbres se corona. 
Lejos del ígneo monte
Ven á colgar tu tienda; ven felice,
Ven á dormir en calma tus quebrantos; 
Y sea de nuevo la fulgente zona
La que derrame luz sobre tus cantos.

Guárdate de las cumbres!...... 
Colosales, enhiestas y sombrías 
Las montañas, serán eternamente 
La brumosa pantalla de tus días!..."

Para concluir la breve presentación de poema llanero del siglo XIX, reproducimos la bella poesía de Domingo Ramón Hernández, altivo hijo de las llanuras:

"Del sol el disco ardoroso 
Al occidente tocaba,
Cuando tranquilo y gozoso 
Así un llanero cantaba
Sobre su alazán brioso.
—Con mi lanza y mi caballo 
Feliz vivo en este suelo, 
Ostente ó no ostente el cielo 
Su brillante resplandor;

Nací libre, y eso basta 
Para gozar la ventura, 
Que mi reino es la llanura 
Y mi código él. Valor.

¿Qué importa que mano extraña 
Ose ultrajar mi bandera?
 Sabrá la gente extranjera 
Todo el rigor de mi ley; 
Y si al fin un rey su trono
 Fijar en mi patria alcanza,
 En la punta de mi lanza 
Sacaré del trono al rey.

Mientras alegre así viva, 
Beba el rico en copa de oro, 
Que yo en el cuerno de un toro 
Más tranquilo beberé;
Y al par que él guste manjares,
 Yo una sabrosa ternera
Junto á una zamba llanera 
Más gozoso comeré.

Vista seda el ciudadano
Y el oro en su traje ostente 
Que eso le es indiferente
Al llanero en su vivir;

Que al tumbar un bravo toro 
Desde su alazán triunfante, 
Seda ni oro en tal instante 
Pueden con él competir. 

Y al llanero, ¿qué le importa 
No pasar noches enteras
En gritos y borracheras
Que llaman felicidad?
¿Ni bajo techos de cedro
Pasar regalada vida,
Si allí no hay dicha cumplida 
Ni completa libertad?

Mi ambición es vagar libre 
Por este anchuroso suelo, 
Ostente ó no ostente el cielo 
Su brillante resplandor;
Que he nacido independiente
 Para gozar la ventura,
Y ez mi reino la llanura
Y mi código el valor. —

Calló el llanero, y gozoso 
Se fue aguijando el caballo
Del astro rey fulguroso
Ante la postrera luz;
Mientras a su espalda á lo lejos,
 Llena, sin sombra ninguna,
 Su faz alzaba la luna
Por el horizonte azul…

CORAZÓN LLANERO MULTIMEDIA

Edición y corrección: Departamento de Prensa / Brigitte Galindo

Trabajo de investigación y recopilación:Dirección de Cultura / Carlos Vicente Torrealba
 

 
Get COLLTV

Visita en todas las Plataformas digitales a Corazón Llanero

Disfrute de todo el contenido cultural y emblematico, comparte en familia del talento Venezolano.

  PODCAST



 ¿SABÍAS QUE?


Puedes ver COLLTV donde quiera que vaya. Mire COLLTV en su TV, computadora, tableta o teléfono móvil.

TV en vivo

Consíguelo en Google Play