El Joropo: Identidad, música y baile del llano

11 de Octubre de 2019 |

El Joropo se considera el auténtico baile tradicional de Venezuela. La música que lo acompaña se toca con arpa, cuatro y maracas, aunque pueden agregarse otros instrumentos como el bajo y la bandola.

En los estados Apure, Barinas y Portuguesa es donde se baila con mayor pureza, dada su innegable condición llanera.

Se interpreta básicamente con arpa, cuatro y maraca, más voz. Sin embargo, en Barinas, Portuguesa y en parte de Apure no se usa el arpa sino la bandola.

Esta rica forma musical se subdivide en dos grandes tipos: golpes y pasajes. El primero requiere de una interpretación fuerte y recia, mientras que el segundo se caracteriza por ser lírico.

El 15 de marzo de 2014 el joropo tradicional venezolano fue declarado como Patrimonio Cultural de la Nación, en la categoría de Bien de Interés Cultural

Existen además otras variantes regionales como el joropo oriental y el joropo central. Dentro de este último se encuentran el joropo ‘tuyero’, el joropo ‘mirandino’ y el joropo ‘aragüeño’.

El baile admite una serie de pasos diferentes, durante los cuales los danzantes ejecutan sus figuras, bien sea abrazados; tomados de las puntas de los dedos, de ambas manos o de una sola mano; o, sencillamente, sueltos.

Los golpes tienen una estructura musical fija, usan versos octosílabos y tocan temas que resaltan la fuerza del llanero, como el heroísmo, la patria, la tierra, la tradición y Simón Bolívar. Por su parte, los pasajes son composiciones más tranquilas, en las que se le canta a la tierra y al amor.

Sus inicios

El origen y la historia del joropo se remonta a los años 1700, cuando los campesinos venezolanos se inclinaron más por usar el vocablo “joropo” ante el término “fandango”, el cual se refería a una fiesta o reunión social y familiar.

Generalmente desde el comienzo del joropo, este se celebra como un estilo de música y baile que es capaz de alegrar cualquier celebración, pero debido a la diversidad que se puede observar en Venezuela nos podemos encontrar con diferentes tipos de joropos según la región donde nos encontremos.

Los campesinos venezolanos, tanto negros como mulatos, escucharon estos ritmos y los aprendieron, pero imprimiendo un fuerte ritmo de negro gracias a los bordones de arpas rusticas de bambú y dejando una huella nativa con las maracas.

Así se baila

Además, el joropo puede ser bailado de diferentes formas, bien sea Valciao, Escobillao y Zapatiao, o una combinación de ellos. Se dice que este baile simboliza el sutil coqueteo de la mujer y el galanteo y caballerosidad del hombre llanero.

El joropo comienza con el ‘valsiao’, especie de vals criollizado, que de lance en lance servirá para que los bailarines “descansen”.

Durante esta figura se alternarán la ‘vuelta sencilla’, en la que uno de los ejecutantes pasa bajo el arco formado con uno de los brazos de su pareja, al tiempo que se sueltan de la otra mano; y la ‘vuelta doble’, en que ambos bailarines dan vuelta bajo el arco de los brazos, soltándose regiamente para reencontrarse en seguida.

Una tercera variante nos muestra al hombre con un pañuelo en una de sus manos, llevando a su compañera con la mano contraria, mientras valsean un trecho.

El ‘zapatiao’ se efectúa con los bailarines tomados de las manos, frente a frente, mientras al ritmo de la música golpean vigorosamente el suelo con los pies.

El ‘escobillao’ se realiza también con los bailadores frente a frente, asidos de ambas manos, ejecutando con la punta de los pies movimientos silenciosos, al tiempo que con el cuerpo realizan un hechizante vaivén hacia arriba y hacia abajo.

CORAZÓN LLANERO MULTIMEDIA

Departamento de Prensa

Brigitte Galindo
 

 
Get COLLTV

Visita en todas las Plataformas digitales a Corazón Llanero

Disfrute de todo el contenido cultural y emblematico, comparte en familia del talento Venezolano.

  PODCAST



 ¿SABÍAS QUE?


Puedes ver COLLTV donde quiera que vaya. Mire COLLTV en su TV, computadora, tableta o teléfono móvil.

TV en vivo

Consíguelo en Google Play